Sant Martí

por:  Sergi S. Cazaña, Diseñador y escultor de jardines

El pasado martes a media mañana circulaba en bici por el parque de Sant Martí, en Barcelona. No siendo el más interesante de la ciudad, tiene elementos que le otorgan carácter y despiertan cierta curiosidad, como la iglesia de Sant Martí de Provençals, una de las más antiguas de la ciudad.

Dispone el parque de una vegetación no muy variada, aunque cuidada con mimo. Y es por eso que me sorprendió, diríase que me desgarró, la imagen que acompaña esta entrada:  operarios especializados estaban arrancando uno a uno un gran número de árboles.

Me ví a mí mismo realizando la foto y, afortunadamente, hablando con uno de los trabajadores. Y digo afortunadamente porque sus palabras cambiaron, de inmediato, mi estado de ánimo. Me explicó que el suelo de esa zona del parque estaba contaminado desde hacía décadas (en las cercanías hubo diversas industrias hasta no hace mucho) y que se ejecutaba un plan que consistía en arrancar vegetación, sustituir completamente el suelo contaminado y replantar de nuevo.

Un auténtico bálsamo, aquellas palabras.