Felices sueños

por:  Sergi S. Cazaña, Diseñador y escultor de jardines.

Me han encargado diseñar un lugar en el jardín donde descansar, dormir, plácidamente. Echar una buena siesta, vamos.

Y me han salido dos.

Dos plácidos lugares, dos medias lunas, situadas en la esquina del jardín, protegidas del sol estival por árboles tan carismáticos como gingkos y catalpas. Una altura moderada (la media luna superior no supera los 2 metros desde el suelo) garantiza una buena integración en el resto del jardín a la vez que privacidad.

Un césped rústico donde soñar y soñar, y una buena colección de finísimas nassellas (esas fabulosas plantas con forma de bellísimo, compacto plumero que nace a ras de suelo) completan la escena.

A dormir…