La técnica

por:  Sergi S. Cazaña, Diseñador y escultor de jardines.

La técnica…¡la técnica!. Tan imprescindible como nociva en ocasiones, a los que nos gusta crear la amamos a la vez que la odiamos. ¿O tal vez odiamos amarla? Quién sabe. La realidad es que es, la técnica,  una de las más elegantes herramientas que todo creador –de cualquier disciplina- tiene a su disposición. Y es que no basta, al crear un jardín, con sonreir cuando esa idea, la idea, emerge de dentro de uno como una chispa que enciende un fabuloso fuego. No es suficiente.

A mi me gusta alimentar la técnica, en un primer momento, con arte, entusiasmo, intuición. Sólo así consigo que el verdadero agraciado -me refiero a tí- pueda captar lo que voy a proponerle. Un dibujo, un boceto, una breve acuarela, palabras…esas son las herramientas iniciales para transmitir cómo daré forma a tus intenciones. Y es que lo que estamos creando será tu jardín.

Más adelante, y hasta el momento definitivo de finalizar la construcción del jardín, la técnica ejercerá una labor incuestionable de apoyo: cálculos, selección de materiales, especies, indicaciones precisas durante la obra…es ese el momento casi imposible en que arte y técnica suman esfurzos con un delicioso objetivo común.

Y, de esta manera, la técnica se convierte en esa fiel compañera que sabrá, final y magistralmente, transformar tu sueño en realidad.