Sorpresas de un domingo

por:  Sergi S. Cazaña, Diseñador y escultor de jardines.

Paseando hace ya tiempo por Barcelona me dejé seducir por unas bellas gramíneas, muy avanzadas, que parecían adornar un magnífico cielo de finales de invierno. Fue, sin duda, una grata sorpresa que me regaló la ciudad.

Lo que no imaginaba era que, una vez en casa, y ya observando con detalle las fotos realizadas con el teléfono, éste iba a regalarme por sorpresa este bello, a la vez que imprevisible, contraluz.

La belleza aguarda en cualquier esquina.